Blog infertilidad y tratamientos de reproducción asistida

En este blog de infertilidad y tratamientos de reproducción asistida vamos a intentar resolver todas las dudas que te puedan surgir sobre este tema. Antes de nada, debes de saber que la infertilidad se produce cuando después de un año de relaciones sexuales de una forma regular no se consigue embarazo. Es cierto, que a partir de los 9 meses e incluso antes empezamos a sospechar que quizás ocurra algo, pero los especialistas siempre te dirán que debes esperar 1 año para empezar a someterte a las posibles pruebas que demuestren si en la pareja existe o no existe un problema.

Muchas parejas cuando llevan 2 – 3 meses buscando embarazo se empiezan a agobiar pensando que tienen un problema y a veces no pasa nada. Lo que ocurre es que los seres humanos somos un poco pobres hablando del poder reproductivo. En concreto por cada relación que mantengamos durante el periodo de ovulación, las posibilidades de quedarnos embarazadas son sólo de un 25%.

Es decir, por intentarlo 2 – 3 meses y no quedarte embarazada no quiere decir que la pareja tenga un problema de infertilidad. Eso sí, el porcentaje del 25% debes de tener en cuenta que es en mujeres jóvenes, en concreto aquellas menores de 35 años. Si tienes más de 35% esta posibilidad va disminuyendo poco a poco y a partir de los 40 años las posibilidades son de sólo un 10%. Este es el motivo por el que, aunque lo recomendable es esperar un año de relaciones para acudir a un centro especializado, en el caso de las mujeres mayores de 40 años, se recomiendan solo 6 meses. Y es que la edad en este caso si va en nuestra contra y entre menos esperes mejor.

Seguro que en algunas ocasiones has oído la típica frase de «Se te va a pasar el arroz» (yo siempre he respondido que el mío no se pasaba porque era de la marca «Brillante» del bueno :), este es un comentario que suele hacer la gente y es horroroso, pero es que es un comentario que lleva una gran verdad detrás. Este tipo de cosas las hemos analizado muchas veces en este blog de infertilidad porque es algo que nos suele sentar muy mal.

blog infertilidad y tratamientos de reproducción asistida

Diferencia entre infertilidad primaria e infertilidad secundaria:

Existen dos tipos de infertilidad, lo cierto es que de estos temas no se suele hablar porque son tabús, sin embargo, la infertilidad primaria se suele conocer un poquito más que la secundaria.

La primaria es aquella que no se produce después de tener relaciones sexuales regularmente durante al menos 1 año sin usar métodos anticonceptivos.

La infertilidad secundaria afecta a aquellas parejas que ya han podido quedar embarazadas o tener un hijo alguna vez, pero sin incapaces de conseguirlo cuando vuelven a buscar tener un bebé.

¿Infertilidad o esterilidad?

Aunque la diferencia es pequeña porque prácticamente tengas una u otra el problema va a llevar el mismo camino. La diferencia es que la esterilidad es cuando no se ha conseguido ningún embarazo y la infertilidad es cuando no se ha conseguido ningún embarazo a término, pero si se ha conseguido que la mujer se quede embarazada. Es decir, se ha quedado embaraza alguna vez, pero puede que haya sufrido un aborto bioquímico, un aborto ectópico o haya sufrido una muerte gestacional o perinetal.

Pruebas de infertilidad:

Cuando acudimos a una clínica de reproducción asistida casi siempre nos mandan las mismas pruebas al principio. (Bueno en la seguridad social intentan hacer las mínimas para ahorrar…) Lo típico a la mujer suele ser:

  • Un análisis hormonal.
  • Una ecografía para ver los ovarios.
  • En la privada un cariotipo o incluso la prueba de trompas – Histerosalpingografía. (Esto en la seguridad social ya es más difícil, depende del personal que te atienda o el hospital).

Para el hombre:

  • Lo primero suele ser un análisis de sangre.
  • Un seminograma
  • Cariotipo (lo mismo que con la mujer, en la privada casi siempre, en la seguridad social, según tu suerte).

¿En qué consisten las pruebas de infertilidad para mujer?

Como hemos comentado arriba nos suelen hacer 3 – 4 básicas y en función en los resultados que estas arrojen nos harán más o menos pruebas.

El análisis hormonal:

Esta es la primera prueba que se hace porque con solo obtener un poquito de sangre pueden obtener todos estos resultados:

Estradiol: es la hormona ovárica que valora el desarrollo folicular, el endometrio y nos dice nuestra reserva ovárica.

LH, esta es una gonadotropina que nos informa sobre el funcionamiento de la ovulación y los ovarios.

FSH, es una gonadotropina secretada por la hipófisis que ayuda a determinar la reserva ovárica.

La prolactina, se trata de una hormona secretada por el cerebro que ayuda a evaluar el funcionamiento de la regla y la hipófisis.

La progesterona, indica si el ovulo ha sido liberado o existen problemas de anovulación.

Hormona antimullerina, nos dice la cantidad de óvulos proporcional disponibles en el ovario, sirve también para medir la reserva ovárica.

Una ecografía:

Esta es una ecografía trasvaginal para ver el útero y comprobar si existe alguna malformación uterina. Otra de las causas por las que se hace esta eco es para hacer un recuento de folículos astrales en los primeros días de nuestro ciclo.

Para hacer la ecografía, el ginecólogo introduce a través de la vagina una sonda cubierta por un preservativo y con gel lubricante. Esta sonda envía ondas sonoras que permiten visualizar en una pantalla la estructura del útero y los ovarios al rebotar contra estos órganos. La mujer puede notar una leve molestia por la presión de la sonda, pero la prueba es indolora.

Cariotipo:

El cariotipo examina el número de cromosomas, tamaños y formas. Estos cromosomas tienen genes que son parte del ADN que heredan de la madre y el padre un hijo. Normalmente tenemos 46 cromosomas divididos en 23 pares, en cada célula. Un cromosoma de cada par viene de la madre y el otro viene del padre. Para que nos entendamos de una forma fácil tú tienes 23 cromosomas de tu madre y 23 de padre.

Si tenemos más o menos cromosomas o existe alguno con tamaño o forma inusual esto puede decir que tengamos una enfermedad genética. Pero bueno, si este es tu caso no te asustes mucho que tiene solución.

Histerosalpingografía:

Esta es una prueba que se utiliza para ver si las trompas de Falopio están o no bloqueadas, es decir, nos permite ver si las trompas son permeables. Se realiza mediante pruebas de rayos X y no genera efectos secundarios.

La biopsia endometrial:

Esta es una prueba un poco incómoda, pues se inserta un pequeño tubo en el interior del útero y se aspira una pequeña cantidad de endometrio. Se puede realizar con o sin anestesia. Después la muestra se examina en el microscopio para ver si existe alguna anomalía en las células.

Pruebas de fertilidad masculinas:

Podrás verlas todas en pruebas de fertilidad masculina al detalle, pero las más comunes son:

Exploración física:

Parece mentira que con una exploración física se pueda averiguar el motivo por el cual se está produciendo la infertilidad, pero es más común de lo que parece. Puede que un hombre se mire todos los días al espejo y no vea nada, pero si lo verá un experto. Mi pareja tenía un varicocele y el urólogo lo averiguo de esta manera tan sencilla. Coge un testículo y estornuda a la misma vez, detecto el bultito del varicocele en dos segundos.

Esto es solo un ejemplo, pues con una exploración física se pueden averiguar muchas más cosas.

El seminograma:

Esta es sin duda la prueba más famosa. Simplemente el hombre tiene que depositar una muestra de semen en un botecito y después en el laboratorio lo analizan. Mirarán el volumen, aspecto, ph, numero de espermatozoides, morfología y movilidad. Esta suele ser la prueba que más o menos nos dice que tratamientos se han de seguir. Es decir, si el resultado del seminograma es un poco desastre se recurre a una fecundación in vitro.

Y si se ve que existen problemas, pero tampoco es algo tan malo pues se recurrirá a una inseminación artificial o a coitos programados. (Ojo esto dependerá de si la pareja también presenta algún problema o no, en la infertilidad nunca se da nada por seguro).

El cariotipo:

Para que los espermatozoides puedan fecundar un óvulo y que dé lugar a un embrión/bebe sano es importante que el ADN de los espermatozoides no esté dañado. Al igual que el de la mujer se realiza mediante la extracción de sangre y debemos de tener 46 cromosomas. Si se produce alguna alteración querrá decir que tenemos este problema.

La prueba hiposmótica:

Esta prueba de fertilidad masculina se realiza para comprobar si la membrana plasmática de los espermatozoides funciona correctamente o si sufre algún daño. Para ello se colocan los espermatozoides en un medio hipotónico que causa un desequilibrio osmótico en las células. De esta manera si los espermatozoides vivos reaccionan al cambio provocan que la cola se desarrolle. Los muertos no reaccionan, motivo por el que la cola se verá lisa. Entonces es así como se descubre si la membrana de un espermatozoide está dañada y este puede ser el motivo de no llegar a un embarazo.

La Fish de los espermatozoides:

Esta es una prueba de análisis citogenético en la que se marcan cromosomas específicos de los espermatozoides con sondas fluorescentes de ADN para comprobar su dotación cromosómica normal.

Enfermedades que pueden causar infertilidad:

Cada vez más enfermedades están relacionadas con causar problemas de infertilidad, por supuesto, tener alguna de ellas no quiere decir que no vayas a poder concebir, es solo que tienes algunas papeletas más, para no poder hacerlo. En este blog de infertilidad las veremos todas al detalle, pero el resumen es lo siguiente:

Endometriosis:

La endometriosis causa infertilidad en las mujeres, pero no siempre es así. Se calcula que entre las mujeres que la padecen entre un 30 y 50% de ellas tendrás problemas que afecten a su fertilidad. El motivo es que la endometriosis casusa daños como:

  • Alteraciones en el sistema inmunológico.
  • Inflamación en la estructura de la pelvis.
  • Cambios hormonales.
  • Altera la calidad de los óvulos.
  • Dificulta la implantación de los óvulos en el endometrio.
  • Podemos tener una distorsión de la anatomía de la pelvis.
  • Pueden existir adherencias en las trompas de Falopio.

Aunque dependiendo del grado de endometriosis las posibilidades de que se produzca un embarazo pueden variar, obviamente entre más alto sea el grado más posibilidades de sufrir infertilidad.

Ovarios poliquísticos:

El síndrome de ovario poliquístico es una afección que afecta a 1 de cada 10 mujeres que se encuentran en edad fértil. Esto ocurre porque se produce un desequilibrio hormonal y de esta manera se produce la infertilidad. Los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • Mucho vello en el rostro, barbilla y partes del cuerpo inusuales en la mujer.
  • Ciclos menstruales irregulares.
  • Acné en rostro, pecho y parte superior de la espalda.
  • Gran caída del cabello.
  • Aumento de peso o gran dificultad para bajar de peso.
  • Oscurecimiento de la piel en zonas como las ingles, debajo de los senos o pliegues del cuello.
  • Papilomas cutáneos que son pequeños bultos en las axilas o áreas del cuello.

La infertilidad debido a una baja reserva ovárica:

En muchas ocasiones no se debe a ninguna enfermedad, lo que ocurre es que tenemos una baja reserva ovárica. Esta se produce cuando tenemos una baja cantidad de óvulos susceptibles de ser fecundados. Las mujeres nacemos con un número de óvulos determinado y a lo largo de la vida se van perdiendo. Se calcula que en cada ciclo menstrual una mujer pierde unos mil ovocitos.

Esta reserva se calcula mediante los valores de la AMH y el recuento de folículos antrales. Se considera una reserva ovárica baja cuando con los dos ovarios no se alcancen los 8 óvulos.

blog-infertilidad-y-reproduccion-asistida

Tratamientos de infertilidad:

Esto dependerá mucho de cada caso. Por ejemplo, una mujer que decide ser madre soltera y no tiene problema alguno, recurrirá a una inseminación artificial. Si vamos con pareja puede ser mediante relaciones programadas, inseminación artificial o fecundación in vitro. Si van dos mujeres en este caso se opta normalmente por el método ropa, aunque como os digo existen muchas variantes. De todas maneras, en este blog las analizamos todas una por una.

La inseminación artificial:

La inseminación artificial se indica cuando existe una alteración leve o moderada de la calidad de esperma. También en el caso de las mujeres si se producen alteraciones en la ovulación, si se sufre vaginismo, endometriosis leve o si se tienen alteraciones del moco cervical.

Inseminación artificial con semen de donante:

Cuando el hombre tiene un problema grave como puede ser la azoospermia es decir, ausencia de espermatozoides. Cuando se producen alteraciones genéticas que hacen imposible realizar una fecundación in vitro exitosa o cuando son mujeres sin pareja masculina se recurre a la donación de semen de un donante.

Adopción de embriones:

Esta es una opción menos conocida, pues a la mayoría de la gente le suele importar la genética, o al menos al principio. Luego ya es algo que se va olvidando. La adopción de embriones simplemente consiste en como su propio nombre indica «Adoptar un embrión». Estos son embriones que tienen las clínicas de otras parejas que les han sobrado, es decir, los han donado a otras parejas para que puedan ser padres. Supongamos que tú te sometes a una fecundación in vitro, tienes mucha suerte y te quedan 7 embriones sanos. Te pones dos y tienes dos bebes y decides que ya no quieres tener más hijos.

En este caso tienes la opción de desecharlos, donarlos a la ciencia o como os comento donarlos a la clínica para que otras parejas puedan ser papas gracias a esta generosidad. Ojo, generosidad de la pareja, porque la clínica cobrará por poner esos embriones.

La ovodonación:

La ovodonación o donación de óvulos se produce cuando se realiza una fecundación in vitro con óvulos de una donante. Esto quiere decir que el padre pone el semen y en el laboratorio se junta con el ovocito de la donante, dando lugar a un embrión que posteriormente se pondrá la mamá.

La fecundación in vitro:

La fecundación in vitro es el tratamiento de reproducción asistida más complejo. Consiste en la unión del óvulo con un espermatozoide en el laboratorio, de esta manera se sabrá que calidad tendrán los embriones. Aunque ojo, no todos quedarán, lo normal es que al menos la mitad se queden por el camino.

Para llevar a cabo una fecundación in vitro se estimula a la mujer mediante inyecciones (normalmente en la barriga) y se hacen controles para saber el número de óvulos. Después se entra en quirófano mediante sedación para extraerlos. Y seguidamente se llevan al laboratorio para juntarlos con el esperma y ver si dan lugar a un embrión. Estos embriones se pueden poner en fresco, es decir, a los 3 o 5 días se ponen en el útero de la mujer o bien se criopreservan. También pueden hacerse ambas cosas, por ejemplo, si una pareja saca 5 embriones, se puede poner 1 o 2 y el resto criopreservarlos o como decimos coloquialmente «Congelarlos».

Al igual que la inseminación artificial se puede realizar tanto con el semen de la pareja como de donante. Y se suele recurrir a ella cuando existe alguno de los siguientes problemas:

  • Cuando una mujer se ha sometido a varias inseminaciones artificiales y no ha conseguido tener un bebe.
  • La endometriosis es avanzada
  • Si existe una mala calidad ovocitaria
  • Cuando la mujer tiene una edad avanzada.
  • Si tenemos hidrosálpinx
  • Cuando el factor es masculino y este es moderado o severo.
  • Si existe una lesión en las trompas o directamente la mujer no las tiene.

Otras formas de ser mamá:

Por último, debemos de tener en cuenta que, si las anteriores opciones no nos funcionan o directamente por algún otro motivo no queremos llevarlas a cabo, en la actualidad disponemos de otras formas de ser mama.

La adopción nacional:

Este es un tema que trataremos en profundidad en este blog. Sin embargo, la adopción en España debes de saber que es una opción muy lenta. Cada pareja debe solicitar la adopción nacional en su Comunidad autónoma, se deben de cumplir unos requisitos y el tiempo de espera puede ser muuuuy largo, motivo por el que muchas parejas suelen abandonar antes. La adopción nacional no cuesta dinero.

La adopción internacional:

Esta es una opción mucho más rápida, normalmente las parejas optan por la opción de china pues es la más rápida y también la más barata. Así a grandes rasgos suele costar entre unos 10000 -15000€, pues el papeleo, los viajes en avión… suponen un gasto bastante importante. Lo bueno, es que normalmente en mucho menos de 2 años sueles tener a tu hijo contigo.

La gestación subrogada:

En España está prohibida, pero sí que se puede llevar a cabo en otros países como por ejemplo Ucrania. En estos casos una mujer gesta normalmente con el esperma y ovulo de otra pareja. Esta mujer no será la mamá, sino que la mamá y papá serán la pareja que la «contrate» que suelen ser a través de agencias.

Esta técnica lo cierto es que suele ser bastante espinosa vista desde la ética, de cualquier modo, no seré yo quien juzgue nada de esto, pues quienes recurren a ello no lo hacen por gusto y probablemente la persona que gesta tampoco, de ahí el gran dilema moral.

¿Qué encontrarás en este blog de infertilidad y tratamientos de reproducción asistida?

Lo que has leído más arriba es solo un pequeño resumen. En este blog de infertilidad veremos todo al detalle, las ultimas leyes, novedades, tratamientos innovadores y en definitiva averiguarás mucha información que te puede ser muy útil si estas buscando ser mamá.